La burbuja se vuelve a hinchar: el precio del alquiler en Córdoba se dispara

La capital sufre la subida más importante de España en el último trimestre del año | Alquilar un piso de 50 metros cuadrados se encarece 20 euros al mes en solo tres meses

1

La burbuja parece que se vuelve a hinchar en el ladrillo cordobés. Al menos, es lo que está pasando con los precios del alquiler de viviendas, tanto en la capital (mucho más notable) como en la provincia. En 2016, el precio medio por alquilar un piso en la ciudad se disparó con una subida de un 8,6%, según el balance que acaba de publicar el portal inmobiliario Idealista.

De hecho, Córdoba es la capital de provincia donde más han subido los precios en el último trimestre del año 2016, según este portal. Así, si el metro cuadrado de alquiler estaba en seis euros en septiembre, en diciembre ya estaba en 6,40 euros. En 2008, cuando estalló la crisis del ladrillo, el precio estaba en Córdoba en los 6,80 euros el metro cuadrado. Los precios, por tanto, se vuelven a parecer bastante.

Gráficamente, un piso de 50 metros cuadrados ya cuesta 320 euros de alquiler al mes en Córdoba capital. Tres meses antes valía 20 euros menos. Alquilar un piso de 70 metros cuadrados cuesta 448 euros al mes. Tres meses antes su precio era de de 28 euros menos.

La tendencia cordobesa no es un caso aislado. En España el precio medio del metro cuadrado ha subido casi un 16% en 2016, según el mismo portal. En Córdoba el incremento ha sido de un 8,6%. Sin embargo, casi toda esta subida se ha producido en el último trimestre del año. Según los expertos, la causa está en la gran cantidad de pisos de alquiler que se están alquilando por días, fines de semana o semanas a los turistas en la capital. Es un fenómeno muy similar al de otras ciudades mucho más visitadas como Barcelona, Madrid, Sevilla o Málaga.

El precio de la vivienda en alquiler ha vivido un repunte en España durante 2016 y ha acabado el año con un incremento del 15,9% que ha dejado el metro cuadrado en 8,2 euros al mes. El último trimestre del año ha acelerado el ritmo de crecimiento, ya que los precios se incrementaron en un 8,2%.

Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, asegura que “tal y como venimos diciendo en idealista desde hace años, el alquiler ha venido para quedarse. Las reformas políticas que se han hecho en los últimos años han beneficiado de manera increíble el crecimiento del alquiler, sacándolo del raquitismo en el que tradicionalmente se encontraba desde los años sesenta. La crisis que hemos vivido entre otras consecuencias ha abierto los ojos a muchos sobre la evolución de los precios de venta y la realidad de que también en España pueden caer, y mucho, los precios de las casas”.

Según Encinar, “este enorme aumento de la demanda todavía no va acompañada de un crecimiento similar de la oferta, que de hecho se está reduciendo lo que hace aumentar los precios. No se trata en ningún caso de una burbuja sino de un aumento notable del interés de los españoles por alquilar en determinadas ciudades. Además durante la crisis los precios de alquiler estuvieron más estables porque los contratos se habían firmado años antes y es ahora en la renovación o nuevas firmas donde los propietarios actualizan la renta, que en todo caso sigue en niveles razonables si comparamos los grandes mercados españoles con la mayoría de las capitales europeas. En todo caso el alquiler tiene techo. Llega un momento que aunque los propietarios pretendan aumentar las rentas que esperan el mercado les coloca en la realidad.

Aunque las subidas son mayoritarias, la estadística pone de manifiesto que no son uniformes, ya que los grandes mercados han seguido siendo un polo de atracción de la demanda que ha hecho que los precios hayan subido aún con más fuerza. De todas maneras, los datos muestran que la presión sobre los precios en las grandes ciudades se está trasladando a las periferias, que en muchos casos registran incrementos superiores a los de las propias capitales”.

El directivo de idealista asegura que para fomentar el crecimiento del alquiler ”es necesario que se sigan produciendo políticas de dinamización, adoptando nuevas medidas que ayuden a aumentar el parque de viviendas, como pueden ser el incremento de la seguridad jurídica de los propietarios, incluyendo incentivos fiscales para aquellos que se decidan a ponerlas en el mercado o recuperando la desgravación para los inquilinos”.

Comunidades autónomas

Todas las comunidades autónomas registran precios superiores a los que tenían hace un año. El mayor incremento se ha producido en Catalunya, donde los propietarios piden un 26,8% más por arrendar sus viviendas que hace un año. Le siguen las subidas de Madrid (18%) y Baleares (13,8%). Extremadura, en cambio, ha experimentado la menor subida (1,1%), seguida por Murcia (1,7%) y Castilla La Mancha (2,4%).

Cataluña (13,3 euros/metro cuadrado) se convierte en la autonomía más cara. Le sigue Madrid (12,9 euros) y por debajo se encuentra Euskadi (10,4 euros). En el lado opuesto de la tabla encontramos a Extremadura (4,1 euros), Castilla La Mancha (4,5 euros) y Murcia (5 euros), las comunidades más económicas.

Un comentario

  • Hola, guest
  • Estas cifras que salen de los portales inmobiliarios son todo lo contrario de lo que aparentan. Entre la cartera de viviendas que ofrecen son las de menor precio las que se alquilan o se venden debido a los bajos salarios que tienen los trabajadores y por tanto al hacer la media del precio de las viviendas en alquiler que quedan sube el precio ya que han desaparecido del portal aquellas viviendas mas baratas que son las que se terminan alquilando. los pisos de mas de mas metros y de mejores calidades son los que se quedan sin alquilar y sin vender ya que la gente no tiene acceso a ellos por la mierda de sueldos que existen