Santo Cristo de la Universidad, titular de la Universitaria. | MADERO CUBERO
Santo Cristo de la Universidad, titular de la Universitaria. | MADERO CUBERO

La hermandad Universitaria está de aniversario. Este domingo se cumplen diez años de su aprobación como cofradía de pleno derecho por parte del obispo Juan José Asenjo. Fue el 27 de noviembre de 2006, fiesta de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, cuando se produjo este hecho. Ésa es la fecha del decreto que la erigió canónicamente y que conmemorará la corporación este domingo con una misa a las 17:30 en la basílica del Juramento de San Rafael. Lo hace anualmente este día y a esa hora por ser la de las apariciones de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa a Santa Catalina Labouré y querer de esta forma dar las gracias los hermanos de la Universitaria a la Virgen por haber inspirado a monseñor Asenjo el decreto del nacimiento oficial de la hermandad.

Aunque se fundó el 19 de diciembre de 1989, ha sido durante estos últimos diez años cuando más actividad y más hitos ha tenido la corporación. La primera salida en procesión en 2007 de su titular, Nuestra Señora de la Presentación, obra de Miguel Ángel González Jurado bendecida en 1990, fue uno de los más importantes. A las diez de la noche del 29 de marzo de ese año, Jueves de Pasión, se abrían las puertas de San Pedro de Alcántara, primitiva sede canónica de la hermandad, para que comenzara la estación de penitencia junto a la Facultad de Filosofía y Letras, “donde prácticamente nació”, según explicó a EL CIRINEO el hermano mayor, Miguel Rodríguez-Pantoja.

Él era también el máximo responsable de la cofradía cuando se aprobaron sus reglas como hermandad de penitencia por parte de la autoridad eclesiástica en 2006 y califica como “complicados” estos diez años. Lo han sido, a su juicio, “porque el inicio de una hermandad siempre es complicado” y porque en este transcurso de tiempo la Universitaria ha tenido que cambiar de templo.

Nuestra Señora de la Presentación, titular de la Universitaria. | MADERO CUBERO
Nuestra Señora de la Presentación, titular de la Universitaria. | MADERO CUBERO

Pero antes de eso, la hermandad hizo estación de penitencia varios años desde la plaza del Cardenal Salazar. El Jueves de Pasión, día establecido en los primeros años para su procesión, de 2008 la Virgen ya salió sobre su paso a costaleros. Para sortear la pequeña puerta de la iglesia fue necesaria una maniobra en la que primero salieron las andas y después la Virgen sobre su peana para incorporarse por la trasera en la calle.

En 2009 los hermanos dejan de ir con traje oscuro y visten por primera vez el hábito penitencial. Éste llamó la atención de la ciudad por no ser el hábito tradicional de túnica con cubrerrostro con capirote sino por utilizar para cubrir las cabezas y los rostros una capucha de color negro como el resto del hábito.

El de 2010 fue un año especialmente importante, pues se bendijo la imagen del Santo Cristo de la Universidad, obra de Juan Manuel Miñarro basada en la Sábana Santa de Turín que rompía con todo lo conocido en la imaginería procesional hasta el momento. La bendición fue el 13 de marzo de ese año por parte del administrador apostólico de la diócesis, monseñor Juan José Asenjo.

Incorporación del Cristo

Sin embargo, el Cristo no saldría a la calle hasta los días previos a la Semana Santa de 2011, el día 14 de abril. Ese año, además, la hermandad comenzó a entrar a la Mezquita Catedral para hacer estación de penitencia ante el Santísimo Sacramento en la parroquia del Sagrario, cosa que hasta el momento había hecho en la céntrica iglesia de Santa Victoria.

Santo Cristo de la Universidad, titular de la Universitaria. | MADERO CUBERO
Santo Cristo de la Universidad, titular de la Universitaria. | MADERO CUBERO

Pero los cambios no terminarían, ni mucho menos, aquí. Al año siguiente la hermandad se vería obligada a abandonar San Pedro de Alcántara por decreto del obispo Demetrio Fernández, pues el templo pasó a formar parte del seminario Redemptoris Mater, del Camino Neocatecumenal. Este hecho lo recuerda Rodríguez-Pantoja como “un poco traumático, aunque sin llegar a ser una tragedia, pero nos costó porque la gente estaba acostumbrada a ir allí”.

Y es que la nueva sede canónica se encontraba muy alejada del entorno que había visto nacer y crecer a la corporación. Era la basílica del Juramento de San Rafael, en la feligresía de San Lorenzo. Así, el 29 de marzo de 2012 la hermandad salió de San Pedro Alcántara y se recogió en su nueva casa, pasando por primera vez por calles que le resultaban nuevas del barrio de San Andrés y el Realejo. Fue sin duda uno de los hechos más trascendentales de la vida de la cofradía, que pese a la lejanía siguió acudiendo al primer templo de la diócesis en su estación de penitencia.

En 2014 viviría la hermandad otro cambio, esta vez marcado por la alegría, pues el 15 de abril se incorporaba a la Semana Santa y a la Carrera Oficial, que pisó por primera vez ese Martes Santo. Con ello tuvo que adelantar su hora de salida y lo hizo por primera vez con sol en la calle, lo que permitió estampas inéditas del Santo Cristo de la Universidad y Nuestra Señora de la Presentación a la luz del día.

Para ello tuvo la cofradía que entrar a formar parte antes de la Agrupación de Cofradías. Sobre esto recuerda su hermano mayor que “al principio había reservas en la Agrupación y fue un poco complicado pero, una vez que ya se normalizaron las cosas, fue bien, en el Martes Santo hay buen ambiente entre las hermandades y las relaciones son muy cordiales”.

Nazarenos de la hermandad Universitaria. | MADERO CUBERO
Nazarenos de la hermandad Universitaria. | MADERO CUBERO

Hermandad “humilde”

En el tiempo en que Rodríguez-Pantoja lleva como hermano mayor, las líneas de la hermandad se han caracterizado por la sobriedad. En este sentido, el hermano mayor indicó a EL CIRINEO que “somos una hermandad súper humilde, el metal no figura prácticamente en nuestras insignias y tenemos los ciriales de madera, por ejemplo”.

Su idea es que la cosa siga así, que “la hermandad se mantenga en una sobriedad absoluta”, motivo por lo que lo adquirido en estos años a nivel patrimonial ha sido “lo fundamental para la estación de penitencia o, lo último, el calvario del paso de Cristo que es una reproducción a escala de la sección del Calvario que se conserva en Jerusalén”. Además, “cada vez que se incorpora un doctor o doctora al santoral se incorpora un fanal nuevo al paso de la Virgen”, explicó.

Y es que la filosofía de la hermandad es la de San Pedro de Alcántara que, continúa Rodríguez-Pantoja, “era el principio de la austeridad máxima y nosotros dentro de un orden procuramos continuar esa idea alcantarina y a eso responde el hábito y todo lo demás”.

Nuestra Señora de la Presentación, titular de la Universitaria. | MADERO CUBERO
Nuestra Señora de la Presentación, titular de la Universitaria. | MADERO CUBERO

Sus planes en un futuro cercano, el que abarca el mandato de la actual junta de gobierno, se basan en el crecimiento en el número de hermanos, pues actualmente son unos 120. Para aumentarlos “hacemos pequeñas campañas”. Principalmente, la gente se hace hermana por devoción a las imágenes “que están en una iglesia muchas horas abierta, y también en vísperas de Semana Santa por haber visto a la hermandad en la calle”, señala el hermano mayor, que lamenta la dificultad para que la hermandad tenga “una presencia real” dentro de la Universidad hoy por hoy. Como ejemplo pone el hecho de no poder colocar ni carteles en las facultades porque “desaparecen a la media hora o los diez minutos”. Pese a todo, comentó que “somos hermandad universitaria porque el Cristo se llama así, nació en la Universidad y la mayoría de hermanos son universitarios aunque también puede serlo quien no tenga estudios superiores”.

En cuanto a patrimonio, cuenta el máximo responsable de la Universitaria, “iremos poco a poco mejorando, dentro de lo que cabe, lo que tenemos, aunque es suficiente, así que tampoco es una prioridad hacer pasos más grandes o un palio (si bien tienen uno diseñado), que no está en la idea inmediata”. Y ello es, entre otras cosas, porque “hay que salir por la puerta del Juramento, habría que hacer un palio que cupiera por ahí o montarlo en la calle, habría que resolver unos problemas técnicos que no nos hemos planteado”.

Además, concluyó, “hay que tener en cuenta que esta junta de gobierno finaliza en tres años y no sabemos lo que va a proponer la que viene, así que la idea es asentarse y después lo que vayan decidiendo los cabildos y los nuevos hermanos mayores cuando lleguen”.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest