Triduo a María Santísima de la Encarnación. | TONI BLANCO
Triduo a María Santísima de la Encarnación. | TONI BLANCO
La asociación sufraga parte de la restauración de la imagen, que estos días preside su triduo en Jesús Divino Obrero tras la labor de Luis Álvarez Duarte, su autor | El imaginero destaca la “lozanía” recuperada por la talla, a la que ha limpiado la policromía y reforzado la estructura

La reciente restauración de María Santísima de la Encarnación ha permitido que la asociación Adevida y la hermandad del Amor estrechen los lazos que las unen desde la pasada Cuaresma, cuando la cofradía colocó en la candelería del paso de su titular un cirio para recordar a los no nacidos y en favor de la vida desde la concepción. Y es que Adevida ha querido colaborar con los gastos que ha tenido la intervención en la imagen de la Virgen por su propio autor, Luis Álvarez Duarte, quien ha trabajado sobre la estructura y ha limpiado la policromía de la talla.

El buen resultado pueden apreciarlo quienes se acerquen a ver a la imagen, que desde ayer preside el triduo que su hermandad celebra en su honor en un altar situado a la derecha del presbiterio de la parroquia de Jesús Divino Obrero y a la que volvió el pasado 2 de octubre tras dos meses y medio en el taller de Álvarez Duarte. Fue ese día, durante la misa de acción de gracias por el esperado regreso, cuando Adevida entregó un donativo a la hermandad del Amor, algo que para el presidente de la junta gestora que gobierna la cofradía en la actualidad, Miguel Ángel de la Torre, ha sido “un acto muy emotivo y generoso que agradecemos a su presidenta y a toda la asociación”. El gesto, que no esperaban en el Amor, ha salido de Adevida después de que los responsables de la asociación tuvieran conocimiento de que la hermandad abría a todo el mundo la posibilidad de colaborar con la restauración de la Virgen, algo que también han hecho hermanos de la cofradía mediante “donativos significativos”, participando en la compra de unas pulseras que se han hecho para la ocasión o adquiriendo participaciones para un sorteo que se ha convocado también con tal motivo.

Cuando la Virgen llegó al taller de Álvarez Duarte presentaba problemas de estructura, alguna pequeña grieta y un estado malo de policromía “no por tenerla mal sino por no haberla tocado nunca”, indicó el imaginero y restaurador. Así, su trabajo ha consistido en reforzar el busto y el candelero, de manera que “ha quedado muy fuerte”, y en limpiar “un poquito”, en palabras del autor, quien calificó la intervención de “un trabajo muy suave y muy bonito que he hecho muy a gusto”.

Triduo a María Santísima de la Encarnación. | TONI BLANCO
Triduo a María Santísima de la Encarnación. | TONI BLANCO

Espera “alegre y confiada”

De esta manera, al mismo tiempo que a la vista de los fieles el aspecto de la Virgen no ha cambiado se le ha devuelto “toda la lozanía auténtica, que tenía perdida no por bien ni por mal de la hermandad sino porque nunca se había tocado la Virgen y estaba demasiado tiznada”. Una circunstancia ésta que “se debe a la polución y al calor de Córdoba”, así como al humo de las velas.

Para Álvarez Duarte, tener de nuevo en sus manos a la Virgen de la Encarnación ha sido “un placer, un gustazo”. “He disfrutado muchísimo en esta restauración, para mí ha sido muy especial y también el momento que vivimos en la Eucaristía” de acción de gracias por su regreso a Córdoba, expresó el imaginero y restaurador. Además, dijo sentirse “feliz” cuando, como en este caso,  “no tengo que tocar a una imagen mía nada más que para conservarla, ni tocarle ni quitarle su sello”.

Por su parte, el presidente de la junta gestora de la cofradía indicó que la hermandad ha vivido la ausencia de la Virgen con mucha esperanza “porque casi todas las semanas hemos visitado a la Virgen en el taller de Álvarez Duarte, viendo la evolución y ha sido una espera alegre y confiada”.

María Santísima de la Encarnación seguirá en cultos hasta el martes 11 de octubre. El triduo está siendo predicado por Juan José Romero Coleto, rector del Seminario Menor San Pelagio, y comienza a las 19:00 horas en la parroquia de Jesús Divino Obrero. El miércoles a las 8.00 horas se celebrará rosario de la aurora por el barrio del Cerro.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest